El Observatorio Rosana Alderete presentó el Informe Anual 2016 a las organizaciones de mujeres


Las directoras del Observatorio de Violencia contra las Mujeres Rosana Alderete compartieron un extenso encuentro con numerosas militantes de organizaciones que trabajan por los derechos de las mujeres, a fin de explicar los hallazgos del Informe Anual 2016 y proponer líneas de trabajo de cara al año próximo. La reunión se realizó este martes por la tarde en la sede del organismo.


La presentación estuvo encabezada por la presidenta Alfonsina Morales quien desarrolló la exposición. Describió la información detectada a partir de las investigaciones, el trabajo de sistematización de datos de los organismos que trabajan en la temática y explicó las recomendaciones que servirán de base para trabajar el año que viene.

“El propósito de esta reunión fue plantear nuestros ejes como plataforma para hacer un trabajo en conjunto, de acuerdo a la pertinencia que tenga cada organización en relación a las distintas problemáticas en la que se expresa la violencia hacia las mujeres. Esto recién empieza. Esta es una institución de puertas abiertas y tenemos muchos desafíos por delante”.

Las referentes de las organizaciones plantearon sus inquietudes y valoraron el trabajo del organismo. Destacaron que la ventaja que implica contar con estadísticas oficiales y entendieron que la fortaleza y legitimidad de la lucha por los derechos de las mujeres se asienta en la articulación en el trabajo de control técnico del OVcM y el control político y social asentado en legisladorxs, militantes feministas, periodistas y opinión pública.

Además, hicieron hincapié en la construcción colectiva de la sororidad. Violeta Carrique, legendaria referente de la lucha por los derechos de las mujeres manifestó que “esto no se erige de un día para otro. Hay procesos y tiempos. Es necesario legitimar las recomendaciones del OVcM para obtener resultados. Podemos tener nuestras diferencias, porque es natural en un colectivo donde haya pensamientos distintos, pero la sororidad es la única forma de ganarle la batalla al patriarcado.”

Recomendaciones del Informe Anual 2016

· Articular acciones por parte de todos los organismos e instituciones involucradas en la ruta crítica de las víctimas de violencia contra las mujeres: 1. Estableciendo protocolos de actuación; 2. Clarificando términos de violencia familiar, violencia contra las mujeres y violencia de género, a fin de unificar interpretaciones y establecer las competencias que correspondan y 3. Difundindiendo los servicios que brindan, de conformidad con las funciones de cada uno.

· Unificar conceptualmente qué se mide y cómo se registra la información relevante, siguiendo los lineamientos de la Convención de Belém do Pará y de la Ley Nacional N° 26.485 en relación a los tipos y modalidades allí establecidas. Construyendo indicadores que den cuenta de la problemática de la violencia contra las mujeres con enfoque de género. Implementar diseños estadísticos que permitan obtener datos de trazabilidad de los casos de violencia a lo largo de las diferentes instituciones por las que transitan las mujeres que solicitan ayuda.

· Difundir ampliamente la Ley Nacional Nº 26.485, con especial énfasis en tipos y modalidades poco conocidos como la violencia simbólica, patrimonial, sexual, institucional obstétrica, mediática, contra la libertad reproductiva.

· Hacer visibles las condiciones estructurales, institucionales, culturales, políticas que niegan derechos, oportunidades e igualdad de trato a las personas del colectivo trans, desde una mirada de género y feminista, a través de campañas, capacitaciones o talleres.

· Capacitar a los/as agentes estatales en actividad en temas relacionados al género, la violencia contra las mujeres en general y la violencia sexual en particular, desde una perspectiva de género y derechos humanos, a fin de evitar miradas culpabilizantes o prejuiciosas que obstaculicen la exigibilidad de derechos de las personas a quienes desde las políticas del Estado se debe proteger, asistir y promover en igualdad de trato y oportunidades.

· Ofrecer instancias de formación en servicio, capacitaciones y propuestas de actualización profesional destinadas a docentes de los diferentes niveles educativos que sean espacios de apropiación de la Ley Nacional 26.150 y los L.C. de la ESI, de modo de interpelar las prácticas docentes desde la perspectiva de género, la consideración de los derechos humanos, las diferencias sexuales y la revisión de la ética profesional para ajustar las intervenciones pedagógicas y socioeducativas a la promoción de derechos de todas las personas, sujetos pedagógicos de la educación.

· Incorporar contenidos curriculares específicos relativos a la violencia de género en los Diseños Curriculares jurisdiccionales de los diferentes niveles educativos y modalidades del sistema educativo provincial, en un todo de acuerdo a lo establecido en el Art. 5 de la Ley Provincial Nº 7.863, a fin de… promover valores, comportamientos y actitudes acordes con un ambiente equilibrado; la educación integral y la dignidad de la persona.

· Garantizar el derecho a la información de todas las mujeres, a fin de que puedan tomar sus propias decisiones. Información que deberá ser oportuna, adecuada, científica, con perspectiva de género y desprovista de juicios de valor personal. Dando amplia difusión a los derechos que asisten a las víctimas de violencia sexual. Teniendo especial atención cuando la difusión de derechos va orientada a las comunidades originarias. En este caso, deberán establecerse los mecanismos que las circunstancias ameriten.

· Fortalecer la asistencia a las víctimas de trata, debiendo ser una asistencia especializada en esta temática, a la vez que construir indicadores que den cuenta de la problemática de trata de mujeres con fines de explotación sexual en nuestra provincia, favoreciendo el seguimiento de los casos así como la sanción efectiva a las redes delictivas implicadas en la trata de personas.

· Dejar sin efecto el Decreto 1170 y su Protocolo de aplicación 797/12 para la atención de Abortos no Punibles, creando una Guía o Protocolo, de conformidad con las normativas nacionales e internacionales vigentes en la materia, en particular a los lineamientos de la CEDAW, Convención de Belém do Pará, Ley N° 26.485, Código Civil y Comercial de la Nación y concordantes.

· Promover y facilitar el diálogo intersectorial en las esferas de gobierno, entre todos los poderes, donde el centro o eje sean las personas y los servicios estén coordinados. Evitando revictimizaciones e ineficacia en la asignación de recursos del estado por superposición de esfuerzos.

· Mejorar la accesibilidad a la asistencia del Estado y a la información en localidades rurales del interior de la provincia y en pueblos indígenas.

El Observatorio Rosana Alderete

El Observatorio de Violencia contra las Mujeres Rosana Alderete es un ente técnico, autárquico y autónomo, destinado al monitoreo, recolección, producción, registro y sistematización de datos e información sobre la violencia contra las mujeres en la provincia de Salta.

Tiene por misión el desarrollo de un sistema de información permanente que brinde insumos para el diseño, implementación y gestión de políticas públicas tendientes a la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres.


ENLACES DE INTERÉS

Encontranos en 20 de Febrero 142
Salta Capital - Argentina
Tel (54 387)4319266