10
julio

Desde el Instituto Nacional de las Mujeres destacaron el monitoreo del Observatorio

La directora, Ana Pérez Declercq se reunió con el responsable de la Región NOA del Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), Ricardo Garay, quien señaló que la información del OVcM referida al monitoreo de áreas de la mujer de la provincia de Salta -Informe Anual 2017- es un insumo importante para generar la creación de áreas donde no existen y fortalecer las áreas existentes, las cuales además de presentar proyectos, pueden a través del programa ser apoyadas para que se las jerarquice.

El INAM, como organismo responsable del diseño de las políticas públicas necesarias para dar cumplimiento a las disposiciones de la ley Nº 26.485, presentó en julio de 2016 el primer Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la violencia contra las mujeres (2017-2019).

La medida Nº 51 del Plan, consiste en el “Fortalecimiento de la institucionalidad de género en todo el país» y, entre las acciones a desarrollar para tal fin se ha formulado el “Programa de Creación de Áreas Mujer y Género.”

La directora, expresó al INAM, la disposición del OVcM, para apoyar con datos estadísticos, investigaciones y actividades de capacitación las acciones que realice el Instituto en la provincia. Especialmente en el marco de la Ley Nacional N° 27499, conocida como la Ley Micaela, que viene a saldar la falta de capacitación en la temática, que varios de los municipios señalaban como dificultad al momento de crear el área.


Además, el OVcM, dio a conocer a Garay la guía para actuar en situaciones de violencia, guía que indica como un recurso fundamental, accesible y gratuito, la línea 144, acción que desarrolla el INAM.

Por su parte, en la reunión desde el Instituto informaron que tanto la línea 144 como la «Red x todas» son dos aplicaciones que pueden descargarse en el celular. La primera, sirve para saber detectar signos de violencia, buscar en el mapa el centro de atención mas cercano y llamar directamente al 114.

A través de la aplicación «Red x todas,» las usuarias, pueden configurar una red de ayuda con tres contactos de su confianza. Ante una situación de peligro, y con tan solo apretar un botón, la aplicación envía un mensaje de alerta cada un minuto a los contactos designados con la geolocalización de la víctima, y al mismo tiempo, realiza una llamada automática a un número de teléfono de emergencia preconfigurado (911). Si la mujer no pudiera hablar, el llamado registra el sonido ambiente.


Finalmente, la directora, se interiorizó sobre las posibilidades que brindan las Escuela Populares de Género, siendo las mismas un instrumento para consolidar el trabajo en red, capacitar y sensibilizar en temáticas de violencia de género y trabajar desde una pedagogía popular y con perspectiva de género tanto desde las organizaciones de la sociedad civil como desde organismos del Estado.